" La declaración de San Sebastián "


Tengo la impresión que esta declaración ha sido un pequeño homenaje, como nos lo podiamos dar cualquiera de nosotros un fin de semana y punto. La diferencia dista, qué así por así, hoy dia nadie te invita.

Mientras que a los ministros europeos los han agasajado, empapuzado, emocionado, vasconizado, españolizado y, por que no estamos en temporada, quizá, haya faltado una buena corrida con brindis de toro y olé.

El boóm inmobiliario sigue haciendo estragos ( es nuestra verdadera crísis ). La crísis mundial la dejarémos aparte y aprovechando que presidimos la Capitalidad Europea. Nuestros políticos con ésa inteligencia que cada dia nos asombran más ( incluida la oposición ) han perdido de tal manera el paso, qué ni a zancadas cogen el ritmo.

Afortunadamente en Donostia tenémos al " Espiritu Santo " que está en todas las fotos. Y qué aunque ha convertido San Sebastián en un caos imperdonable y, sinó qué se lo pregúnten a los vecinos del centro, transportistas, taxistas, invalidos, comerciantes que han perdido muchas ventas en estos tres dias.

Que haciendo memoria me han venido recuerdos, olores, de los veranos que pasaba sus vacaciones Patxi Paredes, alias Franco, donde los alcaldes se volvian locos para que no faltase ningún detalle y aquí paz, el resto gloria.


Han sido tan comedidos sus anfitriones qué ni tan siquiera en recorridos, allénde de los mil metros de desplazamiento, les han paseado por nuestra Bella Ciudad y, mientras el caos cundia entre los ciudadanos. Ellos discutian, dialogaban sobre el medio ambiente, el coche electrico, la viabilidad de las nuevas energias.....

En vez de dar ejemplo a toda Europa y haberse desplazado por la " Bella Easo " en bicicleta, o, andando cómo se suponia éra de rigor....esto lo digo yo, que sí lo tengo. No se merecen hable más de ellos.

Para terminar les diré qué la Bella Donostia, era lo más parecido a una ciudad tomada por unos golpistas. Y por supuesto que todos los de la parafernalia, habrán disfrutado como enanos. Sin agobios, molestias, buenos hoteles y todo lo que les concierne a estos tecnócratas.

Qué se van tan contentos, tan satisfechos, que alguién debiera decirles que turistas así, mejor se queden en sus casas. Nos han costado muchos millones estos dias, sín tan siquiera vernos, ni agradecernoslo. Luis

Comentarios

  1. Sinceramente, me vinieron diciendo que "no sabían si había aviso de bomba, pero en un montón de calles". Cuando pasé en el autobús pensé: algún pez gordo, pero muy gordo.

    Tenía mas que razón, eran varios peces gordos. No me parece mal que vengan a Donosti y se les invite (aunque luego por la crisis quitan subvenciones a los pensionistas), pero podían haber visto la ciudad tal y como es, no esas medidas tan impopulares.

    Luego paseamos por la acera de "enfrente" claro, y yo me preguntaba lo mismo que Luis, ¿que pasa que ni los mismos que vienen pueden ver a la gente paseando normal? ¿Cuando se han visto tantas medidas de seguridad?

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

"La trama de la vergüenza" (Crónicas Diferentes)

" Miguel Blesa el Matador" (Crónicas Diferentes)

¡El Nacionalista dopado! (Crónicas Diferentes)