"Bosquimanos" (Crónicas diferentes)




Gigantes de humanidad, pequeños de estatura llamados de distintas maneras. San, genericamente sea la más corriente, dado que en su jerga hablan bastante con chasquidos caracterizados por incorporar sonidos y cliqueos, uso genérico para hacer más sencilla la escritura.

La palabra bosquimano deriva del afrikáans boschjesman, mezcla de ingles holandés, alemán, que son los que los colonizaron y claramente se entiende como  "hombre del bosque". Se calculan alrededor de cien mil personas, cuarenta y cinco mil en Botswana, treinta y tres mil en Namibia, ocho mil en Angola, siete mil en República Sudafricana, mil quinientos en Zambia y quinientos en Zimbabwe. Prácticamente divididos desde África Central hasta Sudafrica.

Pueblo muy antiguo de larga historia, genéticamente similares a los primeros humanos que abandonaron África y colonizaron el resto del Mundo. Sus antepasados ocuparon un extenso territorio del África Austral, desplazados por los Bantúes hace alrededor mil quinientos años. Posteriormente diezmados y sometidos a trabajos por colonos ingleses, holandeses e ingleses.

Gentes de una gran inocencia, duros como la tierra donde viven y hospitalarios como pocos. Grandes cazadores de todo lo que se mueva en el desierto del Kalahari o bosques y llanuras que lo rodean. No todos han sido cazadores o recolectores. Desgraciadamente las minas de cobre más ricas de África que ellos controlaban, con la colonización, fue para ellos peor que la muerte.

Ahora, la gran mayoría viven desperdigados por este gran desierto, donde siguen acosándolos para que abandonen sus tierras y robarles sus riquezas, convirtiendo parte de ellas en granjas safaris.
Desgraciadamente nadie respeta este pueblo generoso, libre, qué odian las guerras y, sus armas, arcos y flechas son de uso exclusivo para cazar.

Pocas gentes saben, que cuando circunstancialmente estas personas son detenidas y encerradas, mueren de pena y soledad. Generalmente viven en clanes o familias tan honradas y alegres como puedan ser las nuestras.

Humildes hasta la extremidad, valientes e inteligentes ha pesar de su presencia aparentemente endeble. En épocas de sequía total, amaestrándolos como hacemos nosotros con nuestro mejor amigo, ellos lo hacen con sus monos, dandoles sal para comer y esperando les entre la sed, siguen a estos animales que los conducirán instintivamente donde se encuentren los últimos pozos de agua, historias mil, hay de éste pueblo por sobrevivir.

Desgraciadamente cada vez quedan menos bosquimanos, cada día quedan menos que sobrevivan a lo que puedan cazar. Otros, viven del pastoreo a cambio de comida, como criados, asentamientos del gobierno, carecen de tierras y los están convirtiendo en marginados.

En diciembre del 2006 el Tribunal Supremo de Botswuana dictaminó, que la expulsión de los bosquimanos de estas tierras era ilegal e inconstitucional. Qué tenían derecho a vivir en sus tierra ancestral, dentro de la reserva de Caza del Kalahari Central. Dictaminando que los bosquimanos tienen todo el derecho a la caza y recolecta de estas reservas, sin tener que solicitar permiso alguno para entrar y vivir en ella.

Es muy interesante y real el resumen que hace una bosquimana cuando hablamos de ellos. Cuando alguien dice, "vosotros los bosquimanos no tenéis gobierno". Nosotros, os decimos que nuestros más lejanos antepasados, desde siempre, teníamos un gobierno y, era un carbón reluciente de fuego del lugar en el que habíamos estado viviendo y, lo usábamos para encender el fuego al lugar al que íbamos... Así que yo os digo. No nos queráis detener, queremos seguir avanzando, tenemos nuestro propio discurso!; Oma, mujer bosquimana de Nyae Nyae, Namibia. Luis

Comentarios

Entradas populares de este blog

"La trama de la vergüenza" (Crónicas Diferentes)

" Miguel Blesa el Matador" (Crónicas Diferentes)

¡El Nacionalista dopado! (Crónicas Diferentes)